lunes, 19 de septiembre de 2016

Carboxiterapia rejuvenecimiento del cuello


A la hora de cuidar nuestra piel la mayoría de nosotras no escatimamos en productos tanto para la  del rostro como para la  del cuerpo.

Sin embargo, muchas de nosotras nos olvidamos de cuidar de manera efectiva la delicada piel del cuello y escote, algo que envejece el conjunto armónico de nuestra persona además de delatar nuestra edad.

La carboxiterapia es uno de los tratamientos más eficaces contra el envejecimiento del cuello.

Como técnica de rejuvenecimiento se trata  de la aplicación de inyecciones de gas carbónico y a pesar de la creencia que se trata de una terapia exclusivamente para brazos piernas y abdomen, la carboxiterapia puede aplicarse perfectamente en la zona del cuello, combatiendo la flacidez de la piel, reduciendo el doble mentón y devolviéndole un aspecto joven con una piel excelente.

La acción que produce el gas aplicado aumenta la oxigenación del área y la vaso-dilatación, estimulando además la producción de colágeno, acelerando el metabolismo y quemando las grasas acumuladas en la zona.

Las inyecciones se aplican en la parte frontal del cuello y las agujas utilizadas son sumamente finas, por lo cual no causan dolor, inyectándose conjuntamente anestesia con el gas.

En algunas personas puede causar una pequeña molestia cuando el gas carbónico penetra en el tejido subcutáneo, la cual desaparece en pocos minutos.

Luego de la aplicación el área del cuello quedará enrojecida e hinchada por un par de horas desapareciendo pasado este tiempo.

Es un tratamiento totalmente inócuo que no posee efectos secundarios y los primeros resultados pueden observarse inmediatamente después de terminada la sesión, ya que la calidad de la piel mejora volviéndose más lisa y delgada.

Para obtener resultados excelentes los especialistas recomiendan tomar unas diez sesiones a razón de dos por semana.