martes, 20 de septiembre de 2016

Cinco consejos para ser un gran emprendedor


Comienzas a emprender un gran negocio y no sabes cómo dar los pasos firmes para lograr posicionarte en un mercado, que además está lleno de ofertas y competencias para tu idea. Entonces te agobias y no sabes cómo hacerle frente a esta nueva experiencia de vida.

Por eso te traemos los mejores consejos para que los pongas en práctica y comiences tu vida de emprendedor con éxito.

Emprender, en simples pasos

El primer consejo es gastar tu dinero en objetos que te hagan ganar dinero. Esta es una de las mejores jugadas que puede hacer un emprendedor. Primero, debemos estar conscientes de que no todos tenemos habilidades para ser empresarios, y para ello debemos poner ap rueba otros recursos, como la inteligencia. Si vemos la oportunidad de invertir nuestro dinero en algo que nos producirá aún más dinero, entonces es el comienzo de una profesión. Así diría Oliver Emberton, creador del software Silktide “Durante su niñez, Warren Buffett y un amigo compraron una máquina de juegos por 25 dólares; en pocos meses, su negocio de maquinitas se había expandido de manera tal que comenzó a generarles ingresos regulares”.

El segundo consejo es buscar soluciones a los problemas que se nos presenten. Si solo nos rendimos con el primer obstáculo, o vemos nuestro camino siempre de color negro, entonces cavaremos nosotros mismo nuestro propio fracaso. Así piensa Andrei Kolodovski, empresario de Silicon Valley.

Según Kolodovski, “los verdaderos emprendedores siempre están buscando hacer que sus ideas funcionen, mientras que el resto se enfoca en identificar todas las razones por las que su idea no va a funcionar”.

El tercer consejo es: no te hagas preguntas que no sirven. Es decir, no te adelantes al almuerzo antes de comerte la cena. Las preguntas sobre el negocio y tu vida te llevan a otro lado, así que plantea solo el futuro de tu empresa sin tus intereses de vida.

Optimismo sobre todas las cosas

En cuarto lugar, siempre debes recordar que la eficacia y efectividad sean tus palabras de vida, en toda ocasión. No dejes resolver los problemas para otro momento. Comienza con el pie derecho y pon marcha a los asuntos de tu empresa. Estos siempre deben ir primero. Además, es una actitud que deja a los clientes felices.

Por último, la fe y optimismo son necesarios para cuando se está comenzando. Si tú no le tienes fe a tu proyecto, nadie lo tendrá y no verás resultados. Los empresarios exitosos “apuestan inteligentemente una apreciación honesta de las probabilidades, habilidad que pocos poseen,” asegura Emberton.

Si has decidido emprender tu nuevo negocio, ya has dado el primer paso al éxito. Sólo debes plantear bien tu idea, tu plan de negocios y poner las cosas en marcha. Para mañana es tarde.