lunes, 19 de septiembre de 2016

La milagrosa planta de Aloe Vera


El Aloe Vera es una planta, a la cual se atribuyen un sinnúmero de propiedades y ventajas, que han sido comprobadas y convalidadas con estudios científicos; rica en nutrientes, contiene vitaminas del complejo B, minerales como calcio, fósforo magnesio. Contiene también polisacáridos, enzimas, carbohidratos y aminoácidos como leucina, lisina, alanina y ácido aspártico, entre otros.

Sus componentes son de interés medicinal, por estar asociados con efectos emolientes, cicatrizantes, hidratantes, antialérgicos y desinfectantes; es un excelente limpiador y antiséptico, defácile penetración en la piel. Es utilizado también para calmar el dolor, la irritación y la inflamación, incrementa la circulación en las áreas aplicadas, estimulando la regeneración de tejidos afectados y la cicatrización de heridas.

El extracto obtenido de la planta, se adiciona a múltiples cremas y lociones cosméticas en el mercado, en geles para la piel con fines terapéuticos en el tratamiento de quemaduras, escoriaciones y alergias respiratorias; se considera que puede contribuir a mejorar los síntomas del herpes genital y las llagas del herpes simple tipo 1 o bucal.

Además del uso tópico en la reparación e hidratación de la piel, el aloe vera también es utilizado como suplemento gástrico, para tratar dolencias como colitis o síndrome del colon irritable, tomando el extracto de la planta en infusión. El zumo del aloe, la sustancia amarilla de sabor amargo, es utilizado como un potente laxante y para aliviar el estreñimiento.

A este mismo zumo, se atribuye la propiedad de disminuir los niveles de azúcar en sangre, razón por la cual se adelantan estudios que lo respalden como complemento ideal para el tratamiento de la diabetes tipo 2.