martes, 20 de septiembre de 2016

Riesgos de la micropigmentación


En los últimos años la micropigmentación ha sido la solución perfecta para diferentes problemas cosméticos y de belleza como cejas poco pobladas, maquillaje permanente de ojos y boca y variados tatuajes.

Sin embargo, determinados cuidados deben tenerse en cuenta antes de someterse a este tipo de técnica, entre ellas que el profesional que realizará el tratamiento haga una evaluación previa para saber si es factible hacerlo sin riesgos para la salud.

El identificar ciertas alteraciones que existen en la piel es fundamental para evitar que el resultado no sea el esperado en cuanto a estética.
Entre las pruebas que se recomiendan se encuentra la de alergia, para garantizar que no existirá un rechazo del pigmento utilizado. Esta prueba deberá hacerse como mínimo una semana antes del tratamiento, para tener la seguridad que no existirá una reacción alérgica.

La micropigmentación aplicada en los labios no puede realizarse cuando existe herpes simple, ya que primero habrá que consultar al dermatólogo para solucionar el problema. Este tipo de herpes es común e inclusive puede deberse a una reacción causada por estrés.

También existen ciertas contraindicaciones temporales para someterse a una micropigmentación como por ejemplo padecer de conjuntivitis, problemas inmunológicos, embarazo, cirugía estética reciente, infecciones de tipo local, cicatrices no estabilizadas, dermatitis, quemaduras de sol, acné y úlcera de piel.

No es recomendable este tipo de tratamiento en personas que padezcan de diabetes, cardiopatías o se encuentren bajo tratamiento médico con somníferos, antidepresivos, calmantes, anti-inflamatorios o antibióticos.

Para quienes sufren de alergia a los pigmentos, psoriasis o muestren queloides o psoriasis, por ello el control médico y la consulta previa es fundamental ya que la micropigmentación puede causar problemas graves a nivel de la piel que en muchos casos no pueden solucionarse.